nEw-Old-IdEaS


Y descendió con ellos, y vino a Nazaret y les estaba sujeto»... Descendió: toda su vida no hizo más que descender: descender al encarnarse, descender haciéndose niño pequeño, descender obedeciendo, descender haciéndose... pobre, abandonado, exiliado, perseguido, ajusticiado, poniéndose siempre en el último lugar: Cuando os inviten a un banquete, poneos siempre en el último lugar, es lo que hizo Él desde su entrada en el banquete de la vida hasta su muerte. Vino a Nazaret, el lugar de la vida oculta, de la vida ordinaria, de la vida de familia, de oración, de trabajo, de oscuridad, de virtudes silenciosas, practicadas sin más testigo que Dios, sus prójimos, sus vecinos, testigos de esa vida santa, humilde, bienhechora, oscura, que es la de la mayor parte de los humanos, y de la que dio ejemplo durante treinta años... les estaba sujeto, El, Dios, a ellos, humanos = ejemplo de obediencia, de humildad, de renuncia, en sentido propio, infinita como su divinidad • C. de Foucauld, Obras espirituales. Antología de textos Madrid 1988, n. 226.

Y entonces uno se queda con la Iglesia, que me ofrece lo único que debe ofrecerme la Iglesia: el conocimiento de que ya estamos salvados –porque esa es la primera misión de la Iglesia, el anunciar la salvación gracias a Jesucristo- y el camino para alcanzar la alegría, pero sin exclusividades de buen pastor, a través de esa maravilla que es la confesión y los sacramentos. La Iglesia, sin partecitas.

laus deo virginique matris