nEw-Old-IdEaS


Es necesario repetir cuáles son las guerras y las luchas que nos esperan después del bautismo? … ¿Se trata de buscar fuera de sí un campo de batalla? Quizás mis palabras te asombren, sin embargo son verdaderas: ¡limita tu búsqueda a ti mismo! Tú debes luchar en ti mismo… porque tu enemigo procede de tu corazón. No lo digo yo, sino Cristo. Escuchadlo: Del corazón provienen los pensamientos malvados, los homicidios, los adulterios, las prostituciones, los fraudes, los falsos testimonios, las blasfemias (Mt 15,19). Orígenes, Homélies sur Josué 5,2, a cargo de A. Jaubert, SC 71, Paris 1960, pp. 164, 166.

Y entonces uno se queda con la Iglesia, que me ofrece lo único que debe ofrecerme la Iglesia: el conocimiento de que ya estamos salvados –porque esa es la primera misión de la Iglesia, el anunciar la salvación gracias a Jesucristo- y el camino para alcanzar la alegría, pero sin exclusividades de buen pastor, a través de esa maravilla que es la confesión y los sacramentos. La Iglesia, sin partecitas.

laus deo virginique matris