Señor, A Quién Iremos?
Tú Tienes Palabras De Vida,
Nosotros Hemos Creído,
Que Tú Eres El Hijo De Dios...

Soy El Pan Que Os Dá La Vida Eterna;
El Que Viene a Mí No Tendrá Hambre,
El Que Viene a No Tendrá Sed:
Así Ha Hablado Jesús...

No Busqueis Alimento Que Perece,
Sino Aquel Que Perdura Eternamente;
El Que Ofrece El Hijo Del Hombre,
Que El Padre Os Ha Enviado...

Pues Si Yo He Bajado Del Cielo,
No Es Para Hacer Mi Voluntad,
Sino La Voluntad De Mi Padre,
Que Es Dar Al Mundo La Vida...

El Que Viene Al Banquete De Mi Cuerpo,
En Mi Vive Y Yo Vivo En El,
Brotará En Él La Vida Eterna,
Y Yo Lo Resusitaré...

¿Señor, A Quién Iremos?
Tú Tienes Palabras De Vida,
Nosotros Hemos Creído,

Que Tú Eres El Hijo De Dios •

Y entonces uno se queda con la Iglesia, que me ofrece lo único que debe ofrecerme la Iglesia: el conocimiento de que ya estamos salvados –porque esa es la primera misión de la Iglesia, el anunciar la salvación gracias a Jesucristo- y el camino para alcanzar la alegría, pero sin exclusividades de buen pastor, a través de esa maravilla que es la confesión y los sacramentos. La Iglesia, sin partecitas.

laus deo virginique matris