VISUAL THEOLOGY


La columna de la Santísima Trinidad en Olomouc (Moravia, éste de la República Checa), fue realizada entre los años 1716 y 1754 según el proyecto del arquitecto Václav Render. En la parte de arriba, dominando el monumento, se encuentra el grupo escultórico de la Santísima Trinidad dorado en su totalidad. Está representado Dios Padre como un anciano, Cristo aparece llevando una cruz en su mano derecha y el Espíritu Santo se presenta como una paloma que está situada en el centro de un sol radiante. Debajo de la Santísima Trinidad está el arcángel Miguel blandiendo una espada y sosteniendo un escudo, hecho que representa la lucha de la iglesia por separar la esfera celeste de la esfera terrenal. La columna está muy enriquecida con representaciones de las virtudes teologales, de los santos más cercanos a Cristo y a la Virgen María y los locales, de los padres de la iglesia, de los patrones de la nación eslava, que son San Cirilo y San Metodio (dos hermanos misioneros de Tesalónica que predicaron en Crimea y en la Gran Moravia), acompañados por mártires, como San Juan Nepomuceno, el santo del secreto de confesión y el patrón de Bohemia, muy querido por la iglesia local

Y entonces uno se queda con la Iglesia, que me ofrece lo único que debe ofrecerme la Iglesia: el conocimiento de que ya estamos salvados –porque esa es la primera misión de la Iglesia, el anunciar la salvación gracias a Jesucristo- y el camino para alcanzar la alegría, pero sin exclusividades de buen pastor, a través de esa maravilla que es la confesión y los sacramentos. La Iglesia, sin partecitas.

laus deo virginique matris