Jueves Santo de la Cena del Señor (2014)


Jesús amoroso, el más fino amante
quiero en todo instante, sólo en Ti pensar,
Tú eres mi tesoro, Tu eres mi alegría,
Tú eres vida mía, yo te quiero amar
Tú eres vida mia, yo te quiero amar...

Oh Corazón dulce, de amor abrasado,
quiero yo a tu lado por siempre vivir.
¡Y en tu llaga santa viviendo escondido,
de amores herido en ellas vivir!
¡Y en tu llaga santa viviendo escondido,
de amores herido en ellas vivir!

Y entonces uno se queda con la Iglesia, que me ofrece lo único que debe ofrecerme la Iglesia: el conocimiento de que ya estamos salvados –porque esa es la primera misión de la Iglesia, el anunciar la salvación gracias a Jesucristo- y el camino para alcanzar la alegría, pero sin exclusividades de buen pastor, a través de esa maravilla que es la confesión y los sacramentos. La Iglesia, sin partecitas.

laus deo virginique matris