VISUAL THEOLOGY


Las coronas votivas eran ofrecidas por los reyes a Dios como entrega simbólica de su poder, y se colgaban en las iglesias. Esta era una antigua  tradición oriental. El primer rey en hacer la ofrenda  fue Recaredo, cuya corona fue robada por Paulo para hacerse coronar en Narbona. La mas importante, que es de Recesvinto (vide infra), fue depositada en Francia en el museo Cluny (Paris), aunque luego se recuperó también para el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, done actualmente se conserva 


Y entonces uno se queda con la Iglesia, que me ofrece lo único que debe ofrecerme la Iglesia: el conocimiento de que ya estamos salvados –porque esa es la primera misión de la Iglesia, el anunciar la salvación gracias a Jesucristo- y el camino para alcanzar la alegría, pero sin exclusividades de buen pastor, a través de esa maravilla que es la confesión y los sacramentos. La Iglesia, sin partecitas.

laus deo virginique matris