VISUAL THEOLOGY


Vases hanging above The Stone of Anointing (Stone of Unction) in the entrance to the Church of the Holy Sepulchre. The vases contain water with rose essence that drips down on the Stone of Anointing, which visitors often touch, or wipe with cloth to carry the sweet fragrance

Y entonces uno se queda con la Iglesia, que me ofrece lo único que debe ofrecerme la Iglesia: el conocimiento de que ya estamos salvados –porque esa es la primera misión de la Iglesia, el anunciar la salvación gracias a Jesucristo- y el camino para alcanzar la alegría, pero sin exclusividades de buen pastor, a través de esa maravilla que es la confesión y los sacramentos. La Iglesia, sin partecitas.

laus deo virginique matris