New-old-ideas


The real purpose of meditation is this: to teach man how to work himself free of created things and temporal concerns, in which he finds only confusion and sorrow, and enter into a conscious and loving contact with God ■ T. Merthon, New Seeds of Contemplation, New York: New Directions Books: 217

Y entonces uno se queda con la Iglesia, que me ofrece lo único que debe ofrecerme la Iglesia: el conocimiento de que ya estamos salvados –porque esa es la primera misión de la Iglesia, el anunciar la salvación gracias a Jesucristo- y el camino para alcanzar la alegría, pero sin exclusividades de buen pastor, a través de esa maravilla que es la confesión y los sacramentos. La Iglesia, sin partecitas.

laus deo virginique matris